Esto sucedió el domingo pasado en Iowa, Estados Unidos. Un universitario irrumpe en un McDonals a la 1.55 de la mañana y no se lleva dinero ni comete actos de vandalismo. Simplemente, se cocina unas hamburguesas, unas papas fritas y se las come. ¿Qué pudo haber pasado para que el chico reaccionara de esa manera? Se elaboraron diferentes hipótesis:
1.- El pibe estaba sonámbulo, iba caminando por la zona y pensó que el local era su casa.
2.- El adolescente estaba bajo los efectos de algún hongo alucinógeno que lo hizo creer que era el mismísimo Ronald McDonals.
3.- El joven actuó en un ataque de ira porque no encontraba ningún local de comida abierto y tenía hambre.
Cualquiera haya sido el caso, se cree que lo que pudo haber inspirado a que se cometiera ese acto es esta canción:

 


Comments




Leave a Reply