Picture
A las 5 de la mañana me despertó un ruido estruendoso de algo que se rompía. ¿Otro edificio cayéndose?, pensé. Por suerte, no. Vaya a saber qué pasó. Muy probablemente, alguna maceta de esas que pone la vecina, con poca inteligencia y maña, sobre la parecita del balcón.

En fin, tenemos alerta de granizo y de tormenta, una vez más. Los árboles se caen, Palermo se inunda y esas cosas... son las ocho de la mañana y hace un calor que evapora toda gota caída.

Nada mejor que acompañar esta noticia con un tema acorde.

 


Comments




Leave a Reply